Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Alternativas naturales

Aunque el tratamiento natural eficaz es el personalizado y a largo plazo, también existen recursos para aliviar los síntomas inmediatos:

• El rooibos es una planta surafricana con efectos antihistamínicos que se prepara en infusión. El extracto de pepita de uva y la ortiga también funcionan como reguladores de la liberación de histamina, sin efectos secundarios.

• La quercitina es un bioflavonoide obtenido a partir del trigo sarraceno y las frutas cítricas. Estabiliza las membranas de las células que producen la histamina. Conviene tomarla una o dos semanas antes de que comience la estación del polen y continuar hasta que termine. Se puede tomar sola –400 mg dos veces al día– o combinada con vitamina C u otros bioflavonoides, como rutina o hesperidina.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

• El dong quai (Angelica sinensis) es eficaz para individuos sensibles a una variedad de sustancias. Inhibe la producción de los anticuerpos (inmunoglobulina E) que están en el origen bioquímico de la reacción alérgica.

• El magnesio y la vitamina B6 tienen efectos beneficiosos sobre las vías respiratorias, disminuyendo la frecuencia e intensidad de los ataques bronquíticos o asmáticos. La cantidad indicada es de 25 mg dos veces al día.

• La raíz de regaliz se encuentra entre los remedios más investigados. Su éxito se basa en la capacidad que tiene para aumentar la vida media de la hormona antiinflamatoria cortisol.

• La inmunoterapia homeopática consigue un alivio considerable tras la primera semana de tratamiento en el 80 por ciento de los casos. El tratamiento debe ser personalizado y seguido muy de cerca por el terapeuta, pero quien desee probar un remedio general puede recurrir al aconitum, especialmente en los casos que los síntomas vayan acompañados de ansiedad.