Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Canela

Aunque se crea que la canela solo sirve como especia, tiene muchas propiedades medicinales porque cuenta en su corteza con componentes como fibras, minerales, vitamina C, tiamina, niacina, mucílagos, hierro, potasio, sodio, ácidos, aceite esencial, taninos, vainilla, calcio, fósforo, entre otros componentes.

La canela se ha utilizado para:

mejorar la digestión, porque posee propiedades carminativas, antiulcéricas, antivomitativas y estomacales, esto se debe a algunos de sus componentes como son los aceites esenciales, que estimulan la salivación y los jugos gástricos facilitando la digestión. Estas características ayudan en el tratamiento de enfermedades del aparato digestivo, como por ejemplo: aerofagia, digestiones difíciles, acidez, falta de apetito y vómitos.

También es buena en los casos de enfermedades respiratorias, lo que ese debe a sus propiedades antibacterianas, expectorantes y antinflamatorias.

Su uso es recomendado en los tratamientos de bronquitis, resfriados y tos.

Menorragia (menstruación pesada)

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Infección de hongos

Componentes activos

La canela ha demostrado poseer acción anti-bacteriana. Se ha demostrado recientemente una acción anti-bacteriana contra el germen causante de la mayoría de las úlceras, Helicobacter pylorii. Los diterpenes en el aceite volátil también han mostrado actividad anti-alérgica.

Formas de preparar:

Una forma de consumirla es realizando un bebida que conste de una cucharada de canela en rama destensada y un litro de agua. Se aconseja tomar dos vasos al día

Se puede preparar un té de la hierba pulverizada, hirviendo 1/2 cucharilla (2-3 gramos) del polvo, durante diez a quince minutos, dejando enfriar y después bebiendo.

¿ Hay efectos secundarios o interacciones?

Algunos individuos desarrollan alergias y dermatitis después de la exposición a la canela. Por lo tanto, solamente pequeñas cantidades deben ser utilizadas inicialmente en aquellas personas que no han tenido contacto previo con la canela y cualquier persona con una alergia conocida debe evitarla. El uso crónico puede causar inflamación bucal.

Canela.