Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Cicatrices

Para ayudar a que la cicatriz tome un color muy parecido al tono de la piel, existen varios remedios como los siguientes:

La miel, la pulpa de aloe vera, el aceite de ricino y la manteca de coco son sustancias que pueden aplicarse directamente sobre la zona afectada y que mejoran la apariencia de la cicatriz hasta tal punto que no es fácil identificar dónde estaba, pero eso sí la aplicación debe ser diaria y constante.

El aloe vera, existe una cataplasma muy buena para borrar cicatrices y cuyos ingredientes son:

1 limón, 2 cucharadas de leche y pulpa de aloe vera.

Se prepara exprimiendo el zumo del limón y mezclándolo con la leche. Se untan con la mezcla la zona afectada y, cuando se seque, aplicar la pulpa del aloe vera y cubrirlo con una gasa o tirita. Se deja actuar toda la noche y, a la mañana siguiente, se aplica crema solar para hidratar la zona.

La vitamina E puede ayudar a impedir la formación de cicatrices y reducir las recientes. Para ello, se debe abrir una cápsula de vitamina E y escurrir su contenido sobre el área afectada, por lo menos, una vez al día.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Miel con azucar se exfolia en las áreas marcadas y luego se enjuaga.

Recomendaciones para las cicatrices:

* Evitar el Sol en las cicatrices nuevas, ya que podría resultar con una cicatriz más oscura o que no se desvanece tan fácil. Se sugiere que durante los tres primeros meses esté cubierta la cicatriz si la persona va a estar expueta al sol

* Curar debidamente las heridas, porque una herida que se cura con rapidez tiene menos probabilidades que cause una cicatriz. Para ello, es necesario que, tan pronto se produzca la cortadura, se limpie con peróxido de hidrógeno y después se debe mantener la herida húmeda con un unguento antibiótico.

* No quitar las costras ya que podría aumentar las posibilidades de dejar una cicatriz visible.

* Tratar las cicatrices con cuidado principalmente en el baño.

La constáncia es la única virtud que se debe mantener para hacer desaparecer las marcas de las cicatrices.