Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Cómo hacer un peeling casero

La belleza es salud y no sólo física. Mirarse al espejo y encontrar una piel sana sube el ánimo cualquier mujer. Un peeling casero renueva la piel y le ayuda a recuperar la lozanía, por eso te contamos varias recetas.

Lo ideal es realizar un peeling intensivo una vez al mes. El resto del tiempo cuida tu piel con una exfoliación semanal, y la tonificación e hidratación diaria. Aunque los peelings caseros no proveen cambios tan radicales como los profesionales, con constancia sí puedes ver cambios notorios.

Un peeling es una exfoliación dérmica, una limpieza bastante profunda que previene el envejecimiento cutáneo, activa la circulación, elimina células muertas desintoxicando la piel lo que hace que se oxigene mucho mejor.

La primera receta que te damos para el peeling casero es la de yogurt con sal marina. Aplícalo con un suave masaje, déjalo actuar por 20 minutos y enguaja con agua tibia.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Otro exfoliante facil y corporal excelente es el de aceite de oliva con azucar. Mezcla bien todos los ingredientes y aplica la preparación con movimientos circulares y firmes. Deja actuar durante 10 minutos, luego lava con agua tibia. Finalmente, aplica un tónico y una crema hidratante

Otro peeling natural muy efectivo es el que resulta de mezclar café con tu crema hidratante favorita. Frota la mezcla en tu piel, luego lava con agua caliente y cierra los poros con agua helada. Finaliza con tónico e hidratante.

También lo puedes hacer al vapor de dos maneras. Pon agua a hervir y luego coloca la cabeza cerca al recipiente, cuidando no quemarte, y con una toalla en la cabeza para no perder el vapor. esto servirá para abrir los poros. Después con los dedos muy limpios extrae las espinillas y los puntos negros. También puedes hacerlo poniendo una toalla humeda en el microhondas y luego la colocas sobre la cara durante 15 minutos. Después realizas la extracción y por último una mascarilla con arcilla o barro es ideal.

PILING:  Cómo hacer un peeling casero.