Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

1.- Cuando la tos es seca, rasposa, cavernosa, de “perro”, el cuerpo indica que se está enfriando.

2.- Si la tos es flemosa, con ruidos, “sibilancia”, el moco es menos denso casi líquido y la respiración circula a través de conductos irregulares que permite la flema. Aquí el organismo tiene exceso de calor producto de un sobre abrigo o un aumento de energía calorífica cuando ocurre un evento enojoso “asma psicológica” o un intenso ejercicio físico.

3.- La crisis de ASMA ocurre cuando el moco por su consistencia pegajosa, forma una película que obstruye la salida del bióxido de carbono de los pulmones, ya que la presión atmosférica exterior es mucho mayor, lo que ocasiona la sensación de asfixia. Este bloqueo solo se rompe cuando se aplica un gas que rompa el “tapón”, proporcionando la sensación de alivio.

4.- Pero la flema sigue ahí. Es un verdadero caldo de cultivo para los virus y bacterias que ahí permanecen. Los antibióticos poco pueden hacer.

5.- Lo anterior nos guía hacia un tratamiento individual para hacer un aseo bronquial que desprenda y expulse el pegajoso moco y se de la curación de esa ASMA.

6.- Esta terapia es una alternativa EFECTIVA que aquí se expone como la solución definitiva para curar el ASMA. Carece de toxicidad y el tratamiento dura solamente hasta que el cuerpo recupera su salud. Además, es compatible con cualquier otro tratamiento, y los resultados se ven en forma inmediata en los primeros días de tratamiento

7.- Solo usando un proceso sabremos si funciona o no. Si hay predisposición a aplicarlo, se elimina la posibilidad de dar una vida con bienestar a un ser que sufre.

FACTORES QUE ORIGINAN ESTE MALESTAR.

1.- La pérdida de calor corporal por enfriamiento. Al nacer o durante su vida.

2.- El impacto directo de ventilación seca o húmeda del aire acondicionado.

3.- La humedad o brisa marina.

4.- El permanecer con ropa húmeda después de sudar o mojarse, que enfría al cuerpo al secar esa humedad.

5.- La exposición a la ventilación de puertas o ventanas abiertas al dormir.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

6.- Habitar o trabajar en ambientes húmedos y gélidos.

TRATAMIENTO.

Las esencias de vegetales, sales, minerales y metales en sucesivas diluciones y sucuciones hacen que las substancias se transformen en energía pura de frecuencia vibratoria que se sintonizan con la parte alterada, según los síntomas corporales derivados de la Experimentación Pura desarrollada en seres humanos vivientes.

Los remedios sugeridos para esta curación son:

Amonium carbonicum (carbonato de amonio) dilución a la 200 cH.

Sambucus niger (saúco negro) dilución a la 200 cH.

Spongia tosta (esponja marina) dilución a la 200 cH.

SINERGIA.

Mezclar diez gotas de cada dilución en un frasco gotero de sesenta mililitros con cincuenta mililitros de agua purificada, agitar fuertemente diez veces y así queda lista para ingerirse.

POSOLOGIA (dosificación):

1.- Tomar de la mezcla 5 (cinco) gotas cada hora.

2.- Monitorear los cambios que se sucedan hasta ver un ochenta por ciento de una mejoría de sus síntomas.

3.- Visto lo anterior, se prolonga a cada dos horas las mismas cinco gotas.

4.- Suspender la ingestión al ver la cura.

REACCIONES.

La acción de los remedios produce un desprendimiento de las flemas o moco que el cuerpo expulsa con TOS. Esto hace que PUEDA haber, NO NECESARIAMENTE, una APARENTE AGRAVACION de las molestias. Esto es por la LIMPIEZA de las vías respiratorias, que es el objetivo del tratamiento. Si esto llega a suceder, la dosis se da cada dos horas hasta aparecer la mejoría.

Otra forma de expulsar los desechos es a través del excremento que puede presentarse con moco. Esto es limpieza interna, no enfermedad.

APOYO ALIMENTARIO.

Es recomendable jugo de zanahoria TIBIO, lo más caliente posible, agregándole diez gotas del mismo remedio, dos veces al día, BEBERLO A SORBOS por la mañana y a medio día.

La fibra de la zanahoria y su glucosa caliente, ayudan a la dilución del moco y apoyan al desprendimiento y desplazamiento de las flemas.

Tomado del MANUAL DE REMEDIOS CON NUTRICION INFINITESIMAL.