Remedios naturales y trucos caseros populares para la salud y la belleza natural. Tratamientos naturales.

DIETA Y HEMORROIDES O ALMORRANAS.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dieta y hemorroides o almorranas.

Hay alimentos que deben ser evitados para prevenir o suavizar el efecto de las hemorroides o almorranas.

Entre los alimentos que se deben evitar y tomar en menos proporción hay:

Cereales no integrales: Al refinar los alimentos estos pierden su fibra (aparte de varias cosas esenciales más).El arroz blanco, pan blanco o pasta no integral ,los productos de repostería realizados mediante harinas refinadas, como las galletas, los pasteles, etcresulta poco recomendable en la dieta de la persona que padece de hemorroides. Al perder la fibra dificultan el paso intestinal y agraban e irritan las mucosas y hemorroides.

Azúcares refinados : Los azúcares refinados son muy pobres en fibra, favorecen el estreñimiento y perjudican a la persona con hemorroides. Por o hablar de los desajustes de glusosa e insulina que se producen en la sangre.

Llevan azucar blanco: las pastas, los pasteles, los caramelos o los dulces en general que contienen este tipo de azúcares.

Picantes: Los picantes irritan el intestino y aumentan el dolor o escozor de las hemorroides. No conviene tomar alimentos condimentados con mostaza o pimienta cuando se sufre de almorranas.

Alimentos en salazón o que contengan mucha sal: La sal en exceso perjudica las hemorroides. No resultan convenientes los alimentos conservados en sal con este problema.

Alcohol o café: Por sus propiedades estimulantes y vasoconstrictoras el alcohol o el café no resultan convenientes.

Remedios para las hemorroides.: Dieta y hemorroides o almorranas..

Remedios naturales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Nota: Los remedios, informaciones, consejos y trucos ofrecidos en remedioscaserosnaturales.com únicamente constituyen una ayuda y una guía para la solución de los problemas o dolencias que se citan. Estos remedios no deben sustituir los tratamientos médicos; sólo son un complemento y el autor no será responsable de su uso y consecuencias de su empleo.
Custom Search
Síguenos en Facebook