Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Las dietas para Engordar

Existen dietas para engordar, igual que para adelgazar, ya que a veces nos resulta imposible conseguir llegar a aumentar los kilos que necesitamos. Las dietas para engordar han de ser, siempre aconsejadas por especialistas y con un estricto control.

Vía crucis por las dietas

Es muy importante señalar que ninguna de las muchas dietas que existen, sea para engordar o rebajar, debe hacerse a la ligera. En muchos casos las personas que experimentan con regímenes comentados en revistas o artículos periodísticos han puesto en peligro su armonía corporal y su metabolismo, por lo cual estos programas alimenticios siempre deben hacerse bajo estricta supervisión médica. Además, como refirió María del Carmen Castro, existen muchos metabolismos que se aceleran o desaceleran con la edad.

“Conforme pasa el tiempo, en el ser humano el metabolismo y el gasto energético se hacen cada vez menores, porque el cuerpo desarrollado por completo internamente no lo requiere. De hecho, para hacer el cálculo de consumo de calorías se toman en cuenta, además de la estatura y el peso, la edad de la persona. Esto se hace porque mientras aumenta la edad baja la ingesta calórica, ya que disminuye el gasto energético del metabolismo basal”.

De igual manera, cabe resaltar que como todos los organismos no funcionan de la misma forma en muchas ocasiones las dietas para engordar que mandan algunos especialistas logran exactamente lo contrario, por lo que entonces hay que estudiar a fondo qué es lo que sucede, y revisar si el problema es más complejo.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Hice unas dietas para engordar en la que comía a cada rato, relató Carol. Tenía que hacer desayuno, almuerzo, merienda y cena, y entre cada una de esas comidas una merienda. Todo para que el estómago nunca dejara de hacer la digestión. Pero cuando la receta del médico no me funcionó intenté aderezarla con medidas caseras y más drásticas, como tomar Nescao con miel y huevo, Sustagen y una cápsula de levadura de cerveza después de cada comida. Con eso logré aumentar tres kilos y me siento feliz, aunque mucha gente me dice que no se nota, lo cual es incomprensible porque mido 1 metro 76, y ahora peso 49 kilos.

Por su parte, Castro dijo que estos tipos de dietas para engordar depende mucho de la cantidad de peso que se desea subir. “Si es para personas que sólo tienen entre 2 a 5 kilos por debajo de su peso ideal, generalmente se les recomienda que tengan un ritmo de vida algo más tranquilo y que disminuyan la actividad física. Para ello se les da un plan para una alimentación más balanceada. Pero a quienes tienen una pérdida de peso más pronunciada, esto hablando de personas sin ningún tipo de enfermedad, se les establece una dieta en base a la última cantidad de alimento que han ingerido y se les va incrementando paulatinamente, y aparte se les medica un suplemento alimenticio y se les insta a que después de cada comida se tomen un tiempo de descanso o tomen una pequeña siesta”.

No obstante, hay quienes deben su escaso peso no a la herencia genética ni a su acelerado ritmo de vida, sino a severos padecimientos hormonales. En estos casos, Castro recomienda un estudio a nivel endocrino, pues según sus palabras este tipo de problema usualmente se relaciona con el funcionamiento de la tiroides y las hormonas que segrega. Hay personas que sufren de hipertiroidismo y son muy delgadas porque su metabolismo es muy acelerado y consumen o absorben todo lo que ingieren. Es por ello que cuando ninguna de las dietas funciona se recurre a la ayuda de un médico endocrino, pues con la interacción de ambas especialidades se le puede dar al paciente una mejor atención.

Las dietas para Engordar.