Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

LOS MEJORES REMEDIOS PARA LAS DUREZAS DE LOS PIES

¿POR QUÉ APARECEN?

. Zapatos de horma estrecha, puntiagudos o de tacón alto.

. Zapatos de suela excesivamente dura.

. No alternar el uso de diferentes zapatos, lo que produce que la presión se ejerza

siempre sobre los mismo puntos.

Aunque no lo parezca, los callos son una defensa propia de la piel contra la presión o el roce de los zapatos. Elimínalos de la forma más natural con la ayuda de estos remedios:

Las durezas recientes desaparecen con LIMÓN:

Las callosidades de las manos y de los pies menos endurecidas acostumbran a desaperecer aplicando, dos veces al día, jugo de limón sin diluir. Si se te resisten, coloca un trocito de monda de limón -con la parte blanca- sobre la dureza, sujétala con una tirita y deja que actúe toda la noche.

¿Te duelen? Recurre a la corteza de SAUCE:

Un remedio que ayuda a suavizar los callos al tiempo que aliva el dolor es el que consiste en extender directamente sobre la dureza un emplasto de la corteza de sauce previamente humedecida en agua caliente. Intenta que el sauce no sobrepase los límites de la callosidad, ya que podría irritar la piel de alrededor.

Aplica un apósito de PIÑA es infalible

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Tanto la piña como la papaya y el tomate contienen enzimas que ablandan los tejidos. Saca provecho de esta virtud: corta un pedacito de cualquiera de estos vegetales y aplícalo sobre la callosidad. Para que permanezca en continuo contacto con la dureza, sujétalo con una tirita. Deja que el remedio actúe toda una noche y , la mañana siguiente, lávate los pies con agua caliente osigue el consejo del próximo apartado.

Sumerge los pies en AGUA ARCILLOSA

Los baños calientes con agua arcillosa suavizan la piel de los pies. Para ello, diluye arcilla (en herbolarios) en agua caliente y sumerge los pies en el preparado un cuarto de hora. Sécalos bien y a continuación, frota suavemente el callo con una piedra pómez.

PUERRO macerado, otra solución a tu alcance

Otro remedio que da muy buenos resultados es aplicar sobre el callo una cataplasma de puerro. Sumerge un trocito de la parte blanca del puerro en vinagre. Déjalo en remojo durante 24 horas, escúrrelo y úsalo a modo de cataplasma sobre la dureza, dejando que actúe una hora.

ANDAR descalzo es de gran ayuda

Aprovecha cualquier oportunidad para andar descalzo por la arena de la playa o por la hierba. Está demostrando que las personas que tienen esta sana costumbre sufen menos problemas en los pies – callos, juanetes, dolor, hinchazón, etc.-.

LOS MEJORES REMEDIOS PARA LAS DURICIAS DE LOS PIES.