Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

DOLOR DE OÍDOS

Saquito de salvado

El calor es apropiado para tratar el dolor de oído siempre que no haya supuración, en cuyo caso debe acudirse al médico.

Ingredientes

Salvado de trigo o de avena

Preparación

Calentar un poco el salvado en una sartén y meterlo dentro de un saquito.

Uso

Aplicar sobre la oreja. En caso de no disponer de salvado, puede utilizarse sal marina gruesa.

DOLOR DE OÍDOS

Cebolla

Este remedio, muy antiguo, calma el dolor aunque no cure la infección.

Ingredientes

½ cebolla

Preparación

Una vez partida la cebolla por la mitad, se extrae la zona central para crear una cavidad. A continuación se calienta en un horno o al baño maría.

Uso

Aplicarla sobre la oreja afectada.

DOLOR DE OÍDOS

Gotas de aceite de almendras dulces

El dolor de oídos puede llegar a ser una molestia muy aguda. Siempre que no haya supuración, puede aplicarse este remedio.

Ingredientes

3 o 4 gotas de zumo de limón 1 chorrito de aceite de almendras dulces

Preparación

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Calentar la mezcla al baño maría hasta conseguir una temperatura similar a la corporal. Verterlo en un frasquito con tapón cuentagotas.

Uso

Echar entre 2 y 4 gotitas en el oído.

DOLOR DE OÍDOS

Morder un tapón de corcho

Cuando el dolor de oídos está provocado por un problema dental o de la articulación del maxilar, un sencillo trozo de corcho puede ayudarnos.

Ingredientes

1 tapón de corcho

Preparación

Ninguna

Uso

Morder el corcho con las últimas muelas, apretando durante 5 o 10 minutos.

DOLOR DE OÍDOS

Aceite de ajo

Una amiga de la Botica nos envía un remedio con aceite de oliva y ajos para el dolor de oídos, una afección que puede llegar a ser muy lacerante.

Ingredientes

1 chorrito de aceite de oliva 2 dientes de ajo

Preparación

Poner el chorrito de aceite a calentar en una sartén y, a continuación, freír los ajos hasta que se doren. Después se cuela el aceite, se espera a que se enfríe y se pone en un frasco con cuentagotas.

Uso

Aplicar 2 o 3 gotas en el oído. Ha de presionarse un poco la oreja y colocarse un poquito de algodón, mientras se descansa un rato con la cabeza apoyada en el lado contrario.