Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Flores de Bach para Niños

Una alternativa natural para diferentes necesidades.

En el trabajo con niños, muchas veces los padres manifiestan su necesidad de ayudarlos en diferentes ámbitos de la vida, sin saber muy claramente de qué manera hacerlo cuando ya han agotado los recursos. Surgen preguntas como: ¿Qué hacer para que duerma bien, para que no se pase a nuestra cama a media noche? ¿Cómo lo ayudamos para que pueda concentrarse o motivarse con las actividades del colegio? ¿Qué alternativa tenemos a los remedios alopáticos? ¿Qué hacemos cuando lo conductual, las razones o los refuerzos no bastan?

En mi experiencia, como fonoaudióloga y terapeuta floral, he podido observar que cuando un niño presenta dificultades para hablar, cuando tiene dificultades para atender en el colegio o en otras actividades (Déficit atencional) o cuando aparece el miedo o el insomnio, hay ciertos patrones y necesidades que pueden ser tratadas desde el ámbito energético, apoyando así las otras acciones que se realizan.

Son remedios florales destinados a apoyar el trabajo que hacen los padres, profesores y terapeutas, desde el ámbito energético. Los remedios son preparados con flores de distintas especies, cada una de las cuales aporta la energía que le es inherente debido a las características del hábitat donde crece, forma, color, época de floración, etc. Para estos remedios utilizo “esencias madres”, es decir concentrados de diferentes sistemas: Flores de Bach, Flores de California, Flores de Bush y Flores del Desierto Chileno.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

“Confianza profunda”, para ayudar a sanar los miedos y el insomnio en niños. “Concentración”, para el Déficit de Atención en los niños y “Comunicación”, para apoyar la terapia de trastornos de habla y lenguaje, “Motivación” para retomar la pasión por las actividades del día a día o combatir el sindrome de lata profunda y “Compartir” para los problemas de aislamiento.

CONFIANZA PROFUNDA

Esencia destinada a entregar calma, conectar con la seguridad que se requiere para enfrentar aquello que atemoriza, ya sea entrar en espacios nuevos, dormir solo, dar un examen, quedarse solo en casa o el colegio. La energía de estas flores permite recuperar la confianza en sí mismo y los otros. CONCENTRACIÓN

Esencia preparada con la energía de flores que ayudan a enfocarse, mantener la atención, permanecer concentrado en una tarea u objetivo sin distraerse en pensamientos o sonidos externos. Permite dejar el mundo de las ensoñaciones para conectar con la tierra, estar presentes, aquí y ahora. COMUNICACIÓN

Esencia que permiten contactar con la capacidad de expresar lo que se siente sin temor al rechazo o a decir algo mal. Ayuda a salir del aislamiento y entrar en conexión con los otros a través de la palabra hablada. En general la dosificación para los niños es de 4 gotas 3 veces al día, teniendo siempre la precaución de que el gotario no toque la boca –se pueden echar las gotitas en una cuchara. Una vez iniciado el tratamiento puede ocurrir que los síntomas que estamos tratando se acentúen, para disminuir al cabo de algunos días. Esto es reconocido como parte del proceso y del camino de aprendizaje, por lo que es importante continuar y tener la paciencia para contener ese momento.

Flores de Bach para Niños.