Remedios naturales y trucos caseros populares para la salud y la belleza natural. Tratamientos naturales.

HÁBITOS QUE DAÑAN EL CEREBRO.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Hábitos que dañan el cerebro

1. No Desayunar: La gente que no desayuna tiene bajo nivel de azúcar en la sangre. Esto genera insuficiente suministro de nutrientes al cerebro causando su degeneración paulatina.

2. Comer de más: Esto causa el endurecimiento de las arterias del cerebro, causando además baja capacidad mental.

3. Fumar: Causa la disminución del tamaño cerebral y promueve además Alzheimer.

4. Consumir altas cantidades de azúcar: El alto consume de azúcar interrumpe la absorción de proteínas y nutrientes causando malnutrición y puede interferir en el desarrollo del cerebro.

5. Contaminación del aire: El cerebro es el más grande consumidor de oxígeno del cuerpo. Inhalar aire contaminado disminuye su oxigenación generando una disminución de la eficiencia cerebral.

6. Dormir poco: El dormir permite al cerebro descansar. La falta de sueño por periodos prolongados acelera la pérdida de células del cerebro.

7. Dormir con la cabeza cubierta: Dormir con la cabeza cubierta aumenta la concentración de dióxido de carbono y disminuye el oxígeno causando efectos adversos a nuestro cerebro.

8. Hacer trabajar al cerebro cuando estamos enfermos: Trabajar y estudiar cuando estás enfermo además de la dificultad del cerebro para responder en ese estado, lo daña.

9. Falta de estimulación: Pensar es la mejor manera de estimular nuestro cerebro no hacerlo provoca que el cerebro disminuya su tamaño y por lo tanto su capacidad.

10. Practica la Conversación inteligente: Conversaciones profundas o intelectuales promueven la eficiencia cerebral.

Hábitos que dañan el cerebro.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Remedios naturales

Nota: Los remedios, informaciones, consejos y trucos ofrecidos en remedioscaserosnaturales.com únicamente constituyen una ayuda y una guía para la solución de los problemas o dolencias que se citan. Estos remedios no deben sustituir los tratamientos médicos; sólo son un complemento y el autor no será responsable de su uso y consecuencias de su empleo.
Custom Search
Síguenos en Facebook