Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Inducir el parto naturalmente

Existe una gran variedad de remedios caseros que podrían ayudarla a inducir el trabajo de parto naturalmente cuando hubiera pasado la fecha estimada del parto. Pero recuerde lo siguiente: ninguno de estos remedios provocarán el comienzo del trabajo de parto a menos que usted ya haya comenzado con la dilatación. No obstante, algunos de estos métodos podrían ayudarla a tonificar y a volver más flexible su útero.

1. Coma alimentos picantes o ananá.

2. Vaya a dar una caminata o suba algunas escaleras a ritmo de marcha. Se cree que estas actividades ayudarán a inducir el trabajo de parto, ya que la cabecita del bebé comenzará a ejercer cada vez más presión sobre su cuello uterino. Al menos, el hecho de realizar una breve caminata podría ayudar a que su bebé se colocara en una mejor posición para cuando comenzara el trabajo de parto.

3. Tenga relaciones sexuales. Este es uno de los recursos favoritos y uno de los más elegidos por muchas mujeres embarazadas; las relaciones sexuales pueden ayudarla a liberar la hormona conocida con el nombre de oxitocina, la cual provocará que su útero se contraiga. Por otro lado, el semen contiene una substancia conocida como prostaglandina, la cual contribuirá a ablandar el cuello de su útero.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

4. Estimule sus pezones. Para aquellas personas que descubren que el hecho de mantener relaciones sexuales no es una actividad demasiado cómoda como para ser llevada a cabo en este momento en particular; la estimulación de los pezones podría ser una mejor opción. La misma le ayudará a inducir el trabajo de parto de manera parecida a lo que sucede cuando mantiene relaciones sexuales; mediante la liberación de oxitocina. No obstante, este método podría llevarle un poco más de tiempo y esfuerzo hasta lograr comenzar con el trabajo de parto, si se lo comparara con el sexo.

5. Sométase a un estiramiento de las membranas que se encuentran en la apertura del útero. Este procedimiento puede ser realizado por su doctor de cabecera o por su obstetra, y se ha comprobado que el mismo incrementa las probabilidades de que el trabajo de parto comience dentro de las 48 horas de haberse llevado a cabo el mismo.

6. Terapias complementarias. La acupuntura, los masajes, los diferentes tés, las hierbas y los remedios homeopáticos pueden ser sumamente eficaces cuando se trata de inducir el trabajo de parto. No obstante, debería asegurarse de recurrir a un profesional matriculado y que contara con la suficiente experiencia en el tratamiento de mujeres embarazadas.

Uno de los remedios caseros recomendado con mayor frecuencia a las mujeres embarazadas es la ingesta de aceite de castor; ya sea sólo o acompañado con jugo de naranja. A pesar de que varias mujeres juran haber puesto en práctica este tratamiento, muchos expertos y mujeres que lo han probado no lo recomiendan en lo absoluto. El aceite de castor podría inducir o no el trabajo de parto, pero definitivamente le provocaría náuseas, vómitos, diarrea y calambres severos; es por ello que lo más recomendable sería que se mantuviera alejada de este remedio casero en particular.

Inducir el parto naturalmente.