Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

La canela y sus remedios naturales

Aunque la canela es originaria de Ceilán, está muy difundida a alrededor del mundo tanto en rama como en polvo.

El árbol de la canela mide 8 m de altura. Su corteza es gris por fuera y rojiza por dentro, se arranca y se pone a secar al sol hasta que la parte interior se despega y termina enrollándose sobre sí misma. En el Pen Tsao, el libro chino más antiguo de medicina, se la describe como una planta capaz de curar «las cien enfermedades». El griego Dioscórides también recomendaba su uso terapéutico.

Remedios naturales con la canela

Alivia la molesta indigestión: Si se disuelve 1/2 cucharadita de canela en polvo en una taza de leche templada y se toma con miel.

Calma la muela del juicio: Cuando duela, frotar suavemente la encía con aceite de canela.

Regulariza la menstruación: Para evitar los desarreglos del periodo, añadir a un litro de agua hirviendo 15 g de canela molida. Dejarlo reposar 15 minutos tapado. Tomar 2 o 3 tazas diarias, colándolo previamente.

Afrodisíaco: Un gramo de canela molida repartido en cinco tomas diarias y añadida a la leche, a un zumo o a cualquier bebida, despierta el deseo sexual.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Combate la impotencia: El vigor se consigue añadiendo a una taza de café caliente la punta de una rama de canela, una puntita de jengibre, una pizca de pimienta y una cucharadita de azúcar de caña. Beber una taza bien fría después del postre en la comida.

Quita el hipo: Añadir 3 gotas de aceite de canela a un terrón de azúcar y dejarlo que se disuelva en la boca.

Desodorante: Unas gotas de aceite de canela en el agua templada del baño

Vino reconstituyente: Macerar 30 g de canela en polvo en un litro de vino durante 15 días. Un vasito antes de la comida combate el agotamiento y estimula. No olvide colarlo.

Suaviza la garganta irritada: Ante los primeros pinchazos, verter sobre una taza de agua hirviendo el zumo de 1/2 limón y la 1/4 parte de una cucharadita de canela. Ya frío, hacer gárgaras y tragar cada sorbo. Este remedio no es aconsejable si tiene acidez de estómago.

Bálsamo para el catarro: Mezclar bien aceite de oliva (la 1/4 parte de un vaso) con una gota de cada uno de los siguientes aceites: de canela, eucalipto, pino y clavo. Friccionar con esta crema la garganta, el pecho y la nariz, teniendo cuidado de no rozar los ojos.

Prevención

Al realizar estos preparados con canela, se debe evitar utilizar los envases y cazos de aluminio, ya que este metal puede reducir las propiedades curativas de la canela.

Nuestros remedios naturales: La canela y sus remedios naturales.