Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Tradicionalmente, uno de los mejores remedios naturales para la piel es el aloe vera. Esta planta tiene una gran capacidad de humectación para el cutis, lo cual la transforma en una verdadera aliada para luchar contra las arrugas, por ejemplo. Puedes probar de hacer una crema casera con la pulpa del aloe, unas rebanadas de pepino y, si hiciera falta, agregar un poco de agua hasta que tome la consistencia adecuada. Luego la colocas sobre las arrugas y la dejas actuar por varios minutos, retirándola normalmente.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Los vegetales con mucha concentración de betacaroteno, tal como los cítricos o las zanahorias también son muy buenos para la piel. Además de consumirlos a diario, directamente puedes exprimir el zumo de una naranja y humectar la piel con él. Es uno de los excelentes remedios caseros para la piel seca que existen.

También una mascarilla de zanahoria y yogur puede andar de pelos para la piel. Simplemente licúa una zanahoria con un poco de yogur hasta que tome consistencia de crema. Luego la pones sobre las partes de la piel que quieres rejuvenecer, masajeando un poco y verás los buenos resultados en poco tiempo si la aplicas con continuidad. Además, puedes recurrir a las mascarillas antiarrugas, que te ayudarán a disimularlas y prevenirlas.