Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

La ley de atracción

Pues hay que estar a la moda ¿no? Ultimamente se habla mucho de la ley de la atracción y en realidad es un tema muy interesante.

La ley de la atracción básicamente dice que la persona atrae a lo que le dedica su energía. Si concentra su energía en hacer el bien y en pensar positivamente, entonces atraerá cosas positivas y buenas a su vida. Por otro lado si es una persona negativa y fatalista, atraerá negativismo y tragedia.

A pesar de que la ley de la atracción es una idea nueva, podríamos decir que el concepto es bastante antiguo. Hasta en la Biblia encontramos varios pasajes que apoyan esta ley universal. Jesús dijo,

“Pedid y se os dará”

“Buscad y hallaréis”

“Todo lo que el hombre sembrare, eso también recogerá”

Por otro lado, tenemos el ejemplo de Job, un hombre sumamente rico y exitoso que lo perdió todo. En Job 3:25, él dice: “pues lo que temo viene sobre mí, y lo que me aterroriza me sucede.”

Desde que me puse a estudiar esta filosofía o idealogía de la ley de la atracción, dejé de ver películas de terror y dejé también de leer libros que me pusieran nerviosa. Prefiero rodearme de positivismo y cosas buenas para mantener mi mente siempre optimista.

Me acuerdo una vez hace más de 10 años que mi hermana rentó una película de terror y nos llamó a mi papá y a mí para que la fuéramos a ver con ella. Mi papá le dijo -no, esas cosas enferman la mente.-

En ese entonces pensé que mi papá era un señor aburrido, un “nerd” como dicen. Pero ahora le doy toda la razón y me alegro mucho de poder recordar todavía esa frase tan sabia que ahora soy yo la que se la digo a mi hija de 11 años.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Mucha de la promoción que hacen hoy día con la ley de atracción es para atraer dinero y riqueza. Y no lo critico, yo también lo quiero. Pero el dinero y la riqueza es algo que viene por añadidura cuando la persona logra tener una vida de plenitud. Es decir, una persona con una mentalidad positiva y optimista, siempre será una persona ganadora. Tendrá éxito en todo lo que emprenda y la energía para luchar por lograr sus metas. En cambio, una persona con una mentalidad negativa y pesimista, aunque trate de salir adelante, no podrá.

El otro día estaba viendo un programa de televisión de gente que se había ganado el premio mayor de la lotería y en pocos años no solo habían perdido el dinero sino también a su familia. ¿Qué pasó? Muy seguro que le dedicaron toda su energía y todas sus vibraciones a ganarse la lotería y se la ganaron por la ley de la atracción. Pero en su mente, no estaban preparados o no contaban con las vibraciones necesarias para sacar provecho positivo de ese premio. Me puse a pensar que si una persona no tiene la habilidad o la inteligencia o las vibraciones necesarias para hacer esa cantidad de dinero por sí mismo, tampoco tendrá la habilidad para administrarlo. Y por el contrario, si una persona tiene la habilidad y la mentalidad necesarias para lidiar con tanto dinero, entonces no tiene necesidad de ganarse la lotería para lograr tenerlo.

En conclusión, hay que tener cuidado con la ley de la atracción. La mejor manera de experimentar con esta ley es deshacernos de todos los pensamientos negativos y de cualquier cosa que nos contamine y rodearnos de pensamientos buenos. Pensar que podemos alcanzar nuestras metas, nuestros sueños, que somos personas con virtudes y talentos, etc. Así que ya saben, mucha energía positiva y lo demás vendrá por añadidura.

La ley de la atracción