Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Remedios Naturales para Quemaduras

Después de una quemadura, lo primero que debe hacerse es reducir la temperatura de la zona afectada. Arrojar abundante agua fría o sumergir esa parte del cuerpo en agua fría entre 15 y 30 minutos.

Aplicar miel a la herida una vez que esta se haya lavado apropiadamente. Esto evitará infecciones y curará la herida.

La papaya contiene enzimas que ayudan a remover células muestras de la herida.

El Aloe Vera es bueno para tratar quemaduras. Corte algunas hojas de Aloe Vera fresco y póngalas en la zona quemada. Una vez que la herida empieza a sanar, rompa una cápsula de vitamina E y vierta el liquido sobre ésta. Esto evitará que queden cicatrices.

La aplicación de aceite de lavanda también es efectiva para tratar quemaduras.

La dieta juega un papel muy importante en el proceso de sanción. Para acelerar la recuperación, los pacientes de quemaduras deben consumir una dieta alta en proteínas y calorías. La pérdida de la piel causa una perdida sustancial del porcentaje de micro nutrientes, como el cobre, selenio, y zinc. Esto atrasa el proceso de sanción y también aumenta el riesgo de una infección…

Algunas vitaminas importantes para la recuperación son compuestos de Vitamina B, vitamina C, Glutamina, Arginina, cobre, zinc, selenio, etc.

Tratamiento de las quemaduras menores

A) Primeros auxilios

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

1º) Enfriar la quemadura: Lo primero que debemos hacer es intentar enfriar la quemadura para que no duela tanto y para que los daños posteriores sean menores. Para enfriar una quemadura se debe utilizar agua del grifo, evitando el hielo, cuya aplicación podría deteriorarla. Colocaremos la quemadura debajo del agua del grifo y lo dejaremos correr durante algunos minutos. También puede utilizarse leche o zumo vegetal si no se tiene agua a mano. Posteriormente, buscar agua y enjuagarla bien. No debe aplicarse aceite, mantequilla o cualquier otro producto oleaginoso que podría hacer perdurar la inflamación.

2º) Mantener la quemadura fría: Durante unas horas y hasta que haya disminuido el dolor, mantendremos la quemadura fría cubriéndola con un paño limpio mojado en agua fría no helada. Cambiaremos la compresa de vez en cuando.

3º) Impedir que nada toque a la quemadura : Para evitar que la herida empeore o se infecte debemos cubrir la quemadura con protectores que la protejan sin oprimirla. En caso de que sea muy pequeña, pondremos una titira. Si es más grande la cubriremos con una gasa.

Aloe : ( Aloe vera) Constituye uno de los remedios naturales más importantes para el tratamiento de las quemaduras. Alivia el dolor, reduce la inflamación, el enrojecimiento y previene la infección ( Aplicar gel de aloe sobre la quemadura. Este gel puede comprarse en herboristerías o farmacias o, más fácilmente se puede obtener cortando una hoja y apretándola con el borde no cortante de un cuchillo sobre una superficie plana. También se puede pelar la hoja y restregarla suavemente

Remedios Naturales para Quemaduras.