Remedios naturales y trucos caseros populares para la salud y la belleza natural. Tratamientos naturales.

LOS MAREOS.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Los mareos

Un envenenamiento, una intoxicación, estrés, un infección y muchas otras situaciones pueden provocar mareos, náuseas y vómitos. Si estas molestias no cesan, es conveniente consultar con el médico.

Atención: se recomienda no comer nada mientras dure el mareo, pues cualquier cosa que se ingiera puede exacerbar el malestar. Sólo beber agua.

Tratamientos caseros:

Indicaciones generales: meterse en cama y beber mucha agua. Si los mareos se deben a una intoxicación o a una gastroenteritis, añada una cucharadita de sal en un litro de agua y bébala en pequeñas cantidades a lo largo del día. Si se padece de una propensión general a las náuseas y los mareos, es aconsejable tomar todos los días un infusión de manzanilla o de menta.

Vino de estragon: machacar en un mortero no metálico 25 gramos de hojas frescas de estragón y colocarlas en un recipiente con una rama de vainilla y 200 gramos de azúcar. Agregar medio litro de coñac. Dejar reposar y macerar durante un mes en un lugar templado y fresco. Revolver todos los días. Filtrarlo y embotellarlo. Tomar una copita de licor cuando aparezca la náusea o los mareos.

Indicaciones para los viajes: este tipo de mareo puede ser causa por el movimiento del vehículo que nos transporta. Se puede chupar una cáscara de limón o un trozo de raiz de jengibre. También se pueden beber pequeños sorbos de tintura de jengibre diluida en agua caliente. Muchas veces es suficiente con inhalar profundamente dos o tres veces para que pase el mareo y la sensación de náusea. Evitar las golosinas, chocolate y las gaseosas.

Terapias alternativas: Los mareos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Remedios naturales

Nota: Los remedios, informaciones, consejos y trucos ofrecidos en remedioscaserosnaturales.com únicamente constituyen una ayuda y una guía para la solución de los problemas o dolencias que se citan. Estos remedios no deben sustituir los tratamientos médicos; sólo son un complemento y el autor no será responsable de su uso y consecuencias de su empleo.
Custom Search
Síguenos en Facebook