Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

El perfume natural, una alternativa antigua.

El perfume es uno de los cosméticos de mayor tradición histórica. El comercio de ungüentos y aceites perfumados se remonta a épocas muy antiguas y existen numerosas referencias en antiguas culturas como la hebrea, egipcia y la helenística. Estos antiguos aceites perfumados se componían de aceites esenciales , extractos vegetales, resinas y algún componente de procedencia animal como el civet.

Los perfumes sólidos o ungüentos se elaboraban generalmente con cera de abejas, aceite vegetal y el componente aromático antes referido.

Un buen perfume se plantea atendiendo a los índices de evaporación de las esencias e ingredientes aromáticos. Estos índices son los que determinan que cada esencia sea clasificada como nota baja, media o alta, esta última englobará las esencias con mayor grado de evaporación y menor duración por tanto.

Por tanto podemos dividir los componentes de un perfume determinado en notas altas, siendo estas la primera impresión olfativa que nos llega al abrir un frasco, notas medias , el corazón del perfume , y notas bajas , las que permanecen tras evaporarse las demás y que actúan como fijador de las mismas.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Ejemplos de notas altas serian las esencias cítricas , las notas medias englobarían especias y absolutos florales y las bajas resinas, maderas y algunas esencias de gran durabilidad y poder fijador.

Los perfumes naturales difieren de los químicos en su menor complejidad , aun así pueden presentar una lista interminable de componentes, aunque algunos componentes antiguos como el civet estén ya desterrados de su elaboración. El resultado del empleo de esencias naturales como único ingrediente aromático es la obtención de perfumes con características más singulares, más limpias y que evocan certeramente multitud de aromas presentes en el mundo vegetal puesto que esa es su procedencia.

Al mismo tiempo pueden ser perfumes y remedios, por su procedencia vegetal. La única contrapartida es el cuidado en la elección de esencias en perfumes destinados a mujeres embarazadas y niños para los que algunos aceites esenciales están totalmente desaconsejados.

El empleo de perfumes elaborados con esencias naturales agrada a nuestro olfato y nos proporciona un elemento diferenciador dificilmente alcanzable con los perfumes comerciales.

El perfume natural, una alternativa antigua..