Tratamientos naturales, populares y tradicionales:

Los peligros del tanga

Si hiciéramos una encuesta en Arrebatadora creo que sería más del 95% el porcentaje de lectoras que suele usar con regularidad tanga como ropa interior. Se ha puesto muy de moda en los últimos años y se ven por todas partes, incluso en chicas muy jóvenes. El hecho de que haya una gran variedad en colores, estilos y tipos hace que sean muy atractivas a la hora de comprarlas.

Sin embargo el uso continuo de esta prenda puede dar algunos problemas de salud íntima, hasta el punto de que mi ginecóloga ha llegado a decirme que es “el peor invento para la mujer del último siglo”. En primer lugar la zona genital no queda protegida por completo, por lo que pueden producirse rozaduras y contactos piel-tejido no precisamente beneficiosos.

Medicina natural para curar dolencias y enfermedades con remedios populares, caseros y tradicionales.

Si a ello le añadimos que es una zona normalmente depilada con frecuencia, los roces se pueden transformar en heriditas, pelitos enquistados y pequeños comezones. Existe otro factor que es el sudor, que se añade a todo lo anterior para llegar a disuadir a algunas de volver a usar el tanga nunca más.

El sudor, además, propicia que puedan producirse candidiasis (los temidos hongos vaginales), que de hecho han crecido exponencialmente en las causas de consulta ginecológica en los últimos años. ¿Qué se puede hacer? Intentar usarla menos, sobre todo en verano, y nunca en situaciones en las que supongamos que vamos a sudar o va a hacer bastante calor.

Además la higiene íntima debe extremarse con jabón de ph neutro y no es muy recomendable usar los famosos salva-slips tanga, ya que aumentan todas las circunstancias comentadas anteriormente. Usar tangas de algodón, y no de los tejidos novedosos que inundan nuestra ropa interior hoy en día, es otra de las medidas que se pueden tomar para minimizar las molestias.

Los peligros del tanga.